Select Page

Agosto 10. No seas necio.

Ago 10 Ef5.17 NecioEf. 5:17 “Por tanto, no seáis~| insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor.”

La sabiduría del mundo es generalmente insensatez para Dios. La filosofía o psicología del mundo enseñan que no debemos castigar a un niño desobediente sino intentar razonar con él, mientras que las Escrituras enseñan que un niño nace con características necias y que solamente a través de una disciplina piadosa (aplicada sin rechazo) un niño aprenderá a  tomar buenas decisiones y a convertirse en un adulto maduro (Prov 22:5).

Efesios 5:17, asumiendo que sabemos lo que es la necedad, dice que “dejemos de ser insensatos”.  ¿Cuáles son las características de un necio?:

-Un necio chismea de otros. “difamar a otros te hace un necio” (Prov 10:18).

-Un necio no controla su ira. “Un necio se enoja enseguida, pero una persona sabia mantiene la calma cuando la insultan” (Prov 12:16).

-Un necio rehúsa responder positivamente a los mandamientos, prefiriendo “hacerlo a su manera”. “El sabio con gusto recibe instrucción, pero el necio que habla hasta por los codos caerá de narices” (Prov 10:8).

-A un necio no se le puede decir que haga algo porque nunca ha sido obediente.  Tal vez su padre pensó que siendo tierno y cariñoso sería amigo de su hijo, pero la insensatez del hijo necio lo hace su enemigo. “Solo un necio desprecia la disciplina de sus padres” (Prov 15:5).

-Un necio ama romper las reglas, ser obediente le parece aburrido. “Al necio le divierte hacer el mal” (Prov 10:23).

-Un necio no teme el peligro y confía demasiado en sus propias habilidades. “Los necios, confiados en sí mismos, se precipitan con imprudencia” (Prov 14:16).

-Un necio desprecia a su madre: “Los hijos necios desprecian a su madre” (Prov 15:20).

Debemos identificar todas estas características y sacarlas de raíz de nuestro corazón y de nuestra vida.  Luego debemos ayudar a otros que han caído en una conducta insensata o necia. Si no se arrepienten, solo empeorarán.

El segundo  mandamiento es “ser continuamente sabio en entender la voluntad del Señor”. Lo mucho que deseamos ser sabios se demuestra por nuestra determinación para dominar Sus mandamientos y querer ponerlos en práctica.

“Señor, mientras más aprendo acerca de los necios de la Biblia, más veo esos rasgos en mí.  No sé cuánto orgullo desvió mi pensamiento de tantas maneras. Enséñame Tus caminos para pensar y vivir.”

 

Related Post

Diciembre 11. Ocúpate en la lectura.

1 Tim. 4:13 Entre tanto que voy, ocúpate~~ en la lectura, la exhortación y la enseñanza. Una persona madura hace las cosas correctas cuando nadie lo mira y es capaz de acercarse a Dios por iniciativa propia. Pablo le confió hacer eso al joven Timoteo y establecer...

Diciembre 10. No permitas que nadie te subestime.

1 Tim 4:12 Ninguno tenga en poco~| tu juventud, sino sé ~~ ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. La intimidación es un miedo paralizante frente a la crítica o rechazo. Este miedo apaga las iniciativas y la libertad de...

Diciembre 9. Manda y enseña.

1 Tim. 4:11 Esto manda~~ y enseña~~. En 1 Timoteo 4:11, Pablo le pide a Timoteo que no solamente haga algunas sugerencias a la iglesia sino que les “mande” a obedecer los principios de la palabra revelada por Dios. “Estar continuamente mandando”...

Pin It on Pinterest

Share This