Select Page

Diciembre 18. No aceptes acusación contra un pastor.

dic-18-1ti-5-19-dos-testigos1 Tim. 5:19 No admitas ninguna acusación~| contra un anciano/pastor, a no ser que esté respaldada por dos o tres testigos.

     Los ministerios públicos siempre son blanco de crítica, especialmente cuando confrontan a la gente para que cambie sus hábitos, cultura o comportamiento. Desafortunadamente, muchos continúan las tendencias de los necios de Proverbios, cuyo afán es acusar al liderazgo. “Evitar la pelea es una señal de honor; solo los necios insisten en pelear” (Prov  20:3).

Todo gran líder de las Escrituras sufrió acusaciones que buscaban desacreditarlo. La confianza se construye en base a la credibilidad e integridad. Si una persona es desacreditada por una acusación, sea verdadera o falsa, su integridad se vuelve sospechosa y puede ser destruido su ministerio. Debido a la fragilidad de la confianza, se debe tener mucho cuidado y discernimiento cuando se cuestiona la integridad de un líder.

El mandamiento en 1 Timoteo 5:19 es “dejen de aceptar una acusación” o “entretener, considerar en la mente” e implica que lo estaban haciendo y que debían cesar esta acción. A los otros líderes y a la congregación se les debe enseñar cómo responder ante la calumnia, las quejas y las críticas. La respuesta es dar oído sordo, a no ser que “estén respaldadas por dos o tres testigos”.

Dios advierte a Su pueblo: “No toquen a mis ungidos; no hagan daño a mis profetas” (Salmos 105:15). No se debe tratar ligeramente la reputación de un líder espiritual a no ser que la acusación sea, por lo menos, doblemente confirmada.

Se estableció este requisito en Deuteronomio 19:15, “No se tomará en cuenta a un solo testigo contra ninguno en cualquier delito ni en cualquier pecado, en relación con cualquiera ofensa cometida. Sólo por el testimonio de dos o tres testigos se mantendrá la acusación”. Jesús cita este principio con relación a la disciplina en la iglesia: “en boca de dos o tres testigos conste toda palabra” (Mt 18:16). Finalmente, Pablo cita este pasaje (2 Co 13:1) cuando les advierte por tercera vez en cuanto a sus pecados (2 Co 11:21).

Las acusaciones sin fundamento no deben ser toleradas; sin embargo, cuando son confirmadas por varias fuentes deben ser seriamente investigadas. Sin credibilidad, es imposible el ministerio hacia los demás.

     “¿Por qué somos tan propensos a creer todo lo malo de una persona, especialmente de un líder?  Dame la convicción de proteger a mis líderes de los chismes.”

Related Post

Diciembre 11. Ocúpate en la lectura.

1 Tim. 4:13 Entre tanto que voy, ocúpate~~ en la lectura, la exhortación y la enseñanza. Una persona madura hace las cosas correctas cuando nadie lo mira y es capaz de acercarse a Dios por iniciativa propia. Pablo le confió hacer eso al joven Timoteo y establecer...

Diciembre 10. No permitas que nadie te subestime.

1 Tim 4:12 Ninguno tenga en poco~| tu juventud, sino sé ~~ ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. La intimidación es un miedo paralizante frente a la crítica o rechazo. Este miedo apaga las iniciativas y la libertad de...

Diciembre 9. Manda y enseña.

1 Tim. 4:11 Esto manda~~ y enseña~~. En 1 Timoteo 4:11, Pablo le pide a Timoteo que no solamente haga algunas sugerencias a la iglesia sino que les “mande” a obedecer los principios de la palabra revelada por Dios. “Estar continuamente mandando”...

Pin It on Pinterest

Share This