Select Page

Diciembre 30. Protege que no termine el evangelio.

2 Tim. 1:14 Guarda*~ el buen depósito por el Espíritu Santo que mora en nosotros.

¿Te imaginas la responsabilidad de quienes protegen al Presidente? Sus vidas no tienen valor.  Sería un honor recibir una bala por salvarlo.

El “honor” de haber recibido “el buen depósito” significa “tener fe en, creer en”.  Dios creyó en Timoteo tanto como Timoteo creyó en Dios.  “El buen depósito” se refiere al evangelio: “según el glorioso evangelio del Dios bendito, que a mí me ha sido encomendado” (1 Tim 1:11). Dios le confió a Timoteo que comunique a otros la verdad del evangelio: “Sino que según fuimos aprobados por Dios para que se nos confiase el evangelio, así hablamos” (1 Ts 2:4).

Pablo no traicionó esta confianza sino que la tomó como la misión de su vida.

La frase “el depósito” significa “depósito, fideicomiso, algo que se pone a cargo de alguien”. Usada también en  2 Timoteo 1:13. Pablo sabía que estaba por terminar su permanencia en la tierra, así que plasmó en Timoteo la impresionante tarea de preservar y transmitir a otros el texto sagrado tal como le fue entregado a él.

Timoteo debía guardar el texto o tesoro confiándolo a hombres y mujeres fieles que pudieran enseñarlo a otros en un ciclo interminable de ganar-almas y de hacer-discípulos. Dos mil años más tarde, nosotros tenemos el mismo texto, el mismo evangelio, las mismas enseñanzas y se nos ordena que al aplicarlas a nuestras vidas las confiemos también a otros.

La frase “por el Espíritu Santo que mora en nosotros” debe ser leída con gran énfasis como la clave para cumplir  la misión del “depósito” que se nos ha confiado. Ningún Cristiano carece del Espíritu Santo: “Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él” (Ro. 8:9b).

¿Cuán poderoso es este Espíritu? “Y si el Espíritu de Aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros…” -es lo suficientemente poderoso para resucitar a Jesús de la tumba,  y Él mora dentro de nosotros. Es lo suficientemente poderoso para podamos contar con Su fuerza al comunicar Su palabra a través del evangelio. ¿Tomarás la responsabilidad de depositar el evangelio en la vida de alguien hoy?

“Mantén mi corazón sincero a Tu palabra y ayúdame a desear solamente lo que Tú deseas y a recordar todo lo que Tú has dicho en cada circunstancia.”

Related Post

Diciembre 11. Ocúpate en la lectura.

1 Tim. 4:13 Entre tanto que voy, ocúpate~~ en la lectura, la exhortación y la enseñanza. Una persona madura hace las cosas correctas cuando nadie lo mira y es capaz de acercarse a Dios por iniciativa propia. Pablo le confió hacer eso al joven Timoteo y establecer...

Diciembre 10. No permitas que nadie te subestime.

1 Tim 4:12 Ninguno tenga en poco~| tu juventud, sino sé ~~ ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. La intimidación es un miedo paralizante frente a la crítica o rechazo. Este miedo apaga las iniciativas y la libertad de...

Diciembre 9. Manda y enseña.

1 Tim. 4:11 Esto manda~~ y enseña~~. En 1 Timoteo 4:11, Pablo le pide a Timoteo que no solamente haga algunas sugerencias a la iglesia sino que les “mande” a obedecer los principios de la palabra revelada por Dios. “Estar continuamente mandando”...

Pin It on Pinterest

Share This