Select Page

Enero 1. Cree en el evangelio

Marcos 1:15 “diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed~~ en el evangelio”

La confianza es difícil de ganar y fácil de perder, y aun así es el regalo más placentero que puedes dar a otra persona. Toda relación está basada en nuestro deseo de creer en otros: En su carácter, su integridad y su palabra.

Hay una diferencia entre creer “a” una persona (asumir que dice la verdad) y creer “en” una persona (decidir confiar en ella con tu vida). Nada expresa mejor nuestra lealtad a nuestro Salvador y nuestra confianza en Él que obedecer el mandamiento de “creer en” las buenas nuevas de nuestro Señor Jesús. La palabra “creer” significa “pensar o dar por hecho que algo es verdad o poner nuestra confianza en”.

Este acto de creer no es un mero ejercicio intelectual o un reconocimiento superficial de los hechos de la muerte y resurrección de Cristo; más bien, Pablo aclaró que debemos “creer en nuestro corazón que Dios le levantó de los muertos” (Ro 10:9-10).

La idea de “creer en tu corazón” se explica mejor en Proverbios 3:5: “Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia” implica que debemos obtener sabiduría de fuera de nosotros, obtenerla especialmente de la palabra revelada de Dios.

Cuando dependes exclusiva y constantemente de una verdad o de algo en lo que crees, confías en eso con todo tu “corazón”, o con toda tu vida.  ¿Estás dispuesto a arriesgar tu eternidad al creer en las promesas de las palabras de Cristo?

Jesús quería que creamos lo suficiente en Sus buenas nuevas prometidas como para decidirnos a confiar continuamente en el ofrecimiento de Su muerte sacrificial como pago completo por todos nuestros pecados personales.

Así como en Proverbios 3, si alguien confía con todo su corazón en el Señor, aceptará como verdadera y confiable cualquier cosa que Jesús diga y la adoptará como su mejor manera para vivir.

Pablo dijo, “de la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo [al confiar en Su palabra], andad en Él (Col 2:6). Confiamos en Cristo no solamente por el beneficio de la salvación. Debemos confiar completamente en Él como una persona total, confiar en Él en todo tiempo, en toda circunstancia, y en todo lo que Él dice.  ¿Puedes confiar en Él con tu vida hoy? no solo para la eternidad, ¿y puedes confiar continuamente en Sus instrucciones? Dile eso a Él, ahora.

“Señor, tal como aprendí a confiar en Ti para mi salvación a través de Tu palabra, así mismo enséñame a confiar en Ti para mi forma de vivir cada día.”

 

Related Post

Diciembre 11. Ocúpate en la lectura.

1 Tim. 4:13 Entre tanto que voy, ocúpate~~ en la lectura, la exhortación y la enseñanza. Una persona madura hace las cosas correctas cuando nadie lo mira y es capaz de acercarse a Dios por iniciativa propia. Pablo le confió hacer eso al joven Timoteo y establecer...

Diciembre 10. No permitas que nadie te subestime.

1 Tim 4:12 Ninguno tenga en poco~| tu juventud, sino sé ~~ ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. La intimidación es un miedo paralizante frente a la crítica o rechazo. Este miedo apaga las iniciativas y la libertad de...

Diciembre 9. Manda y enseña.

1 Tim. 4:11 Esto manda~~ y enseña~~. En 1 Timoteo 4:11, Pablo le pide a Timoteo que no solamente haga algunas sugerencias a la iglesia sino que les “mande” a obedecer los principios de la palabra revelada por Dios. “Estar continuamente mandando”...

Pin It on Pinterest

Share This