Select Page

Febrero 21. No seas presumido.

Rom. 12:16 Unánimes entre vosotros; no altivos, sino asociándoos con los humildes.  No seáis sabios~| en vuestra propia opinión.

 ¿Cómo puede la gente pecadora que ha edificado opiniones egoístas e infladas en cuanto a sí mismos, llevarse bien con otros? El contexto de este pasaje comienza en Romanos 12:9-16 que describen lo que conducirán a la armonía y unidad. Aquí les doy mi traducción parafraseada:

“Cuando nos amamos o cuidamos mutuamente, deberíamos hacerlo sin presunción o interés propio, deberíamos odiar la pornografía o la maldad sensual y unirnos a cosas buenas y sanas.  Deberíamos desarrollar nuestras relaciones con un afecto familiar, mostrándonos honor y dándonos prioridad los unos a los otros.  Todos deberíamos  aplicar estos principios diligentemente y con entusiasmo y siempre estar apasionadamente motivados a servirnos mutuamente como en una emergencia –regocijándonos continuamente (individualmente o como un cuerpo) en la esperanza, manteniéndonos firmes bajo la presión, compartiendo productos de primera necesidad con otros creyentes, y especialmente hospedando a otros creyentes.  Sé ayuda o bendición (el único imperativo) a aquellos que te persiguen; recuerda siempre bendecir a otros y nunca desear a nadie la ruina o la mala suerte.  Debemos identificarnos con aquellos que están contentos, pero también llorar con los que lloran.  Todos deberíamos tener esta mentalidad –no buscando u ocupándonos principalmente en las cosas prestigiosas que pensamos merecer, sino más bien juntándonos con el humilde o con quienes tienen una clase social más baja, y haciéndoles sentir que somos de igual condición en Cristo.”

El segundo imperativo en esta declaración final es, “no seáis sabios en vuestra propia opinión”. Proverbios habla de los presumidos: “¿Has visto hombre sabio en su propia opinión? Más esperanza hay del necio que de él” (Pr 26:12). Este tipo de “necio” es alguien lleno de sí mismo, que odia cualquier tipo de corrección o conocimiento que no venga de él (18:2). 

El “necio” de la Biblia es el típico narcisista, centrado en sí mismo. Reconozcamos estos rasgos, mayormente en nosotros mismos, y demos pasos para enfocarnos en las necesidades de otros más que en nuestros propios deseos o grandeza.

Señor Jesús, yo odio el engreimiento en otros, pero ¿demuestro yo engreimiento en mi propia vida? Enséñame a valorar la humildad más que querer siempre tener la razón o querer que todos conozcan mi grandeza.  Por favor, Señor, no dejes que me convierta en un “necio” ante Tus ojos”.   

Related Post

Diciembre 11. Ocúpate en la lectura.

1 Tim. 4:13 Entre tanto que voy, ocúpate~~ en la lectura, la exhortación y la enseñanza. Una persona madura hace las cosas correctas cuando nadie lo mira y es capaz de acercarse a Dios por iniciativa propia. Pablo le confió hacer eso al joven Timoteo y establecer...

Diciembre 10. No permitas que nadie te subestime.

1 Tim 4:12 Ninguno tenga en poco~| tu juventud, sino sé ~~ ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. La intimidación es un miedo paralizante frente a la crítica o rechazo. Este miedo apaga las iniciativas y la libertad de...

Diciembre 9. Manda y enseña.

1 Tim. 4:11 Esto manda~~ y enseña~~. En 1 Timoteo 4:11, Pablo le pide a Timoteo que no solamente haga algunas sugerencias a la iglesia sino que les “mande” a obedecer los principios de la palabra revelada por Dios. “Estar continuamente mandando”...

Pin It on Pinterest

Share This