Select Page

Julio 3 No busquen el divorcio. Divorciados no busquen casarse.

Julio 3 1Co7.27 no divorcio1 Cor 7: 27 “¿Estás ligado a mujer? No procures~| soltarte. ¿Estás libre de mujer? No procures casarte~|.”

 Algunos piensan que si un esposo no se ha convertido a Cristo, mejor sería divorciarse.  El tiempo de este versículo era particularmente peligroso (1 Co 7:26), mucho más que lo normal. 

Jesús advirtió que serían  “rechazados” y que llegará “la hora cuando cualquiera que os mate, pensará que rinde servicio a Dios” (Jn 16:2). ¡Era un tiempo difícil para el matrimonio!

Pablo aconsejó mantenerse solteros dentro de esta persecución latente, pero a los casados les dice: el que “está ligado a mujer” (“ha sido ligado”), “no procure soltarse” (Gr. “disolver cualquier lazo”), es decir que no debían divorciarse.

Bíblicamente, el matrimonio es un compromiso de toda la vida y solamente puede ser roto por muerte, adulterio (Mt 5, 19),  abandono o divorcio del esposo(a) no salvo(a) (1 Co 7:15).

Cualquier otro problema marital debe ser resuelto enfrentándolo y buscando consejería lo más pronto posible porque así habrá más posibilidades de solución.  Si la pareja espera hasta el “endurecimiento del corazón”, la reconciliación se vuelve difícil.

Si el incrédulo abandona el matrimonio (1 Co 7:15), el creyente puede “separarse” (Gr. “disolver el lazo matrimonial”), y “el hermano o la hermana no está sujeto a servidumbre en semejante caso” (7:15), es decir que el lazo matrimonial deja de existir.

Aquí, Pablo escribe a quienes han escogido mantenerse solteros (1 Co 7:26) o que “han sido soltados por su esposa” (acción terminada en el pasado)  y les dice que “no busque esposa” (7:27). La palabra “buscar” significa “esforzarse por encontrar”. Esta no es una prohibición absoluta, pero buscar una esposa no debe convertirse en prioridad.

El siguiente versículo aclara el tema de casarse o volver a casarse: “Mas también si te casas, no pecas” (7:28), en donde “te” se refiere a la persona que “ha sido soltada por su esposa” o al soltero (7:25).

Pablo advierte que los posibles problemas en el matrimonio (7:28) podrían limitar la expansión del evangelio y habla “de cómo agradar al Señor” (7:32). Un apropiado balance hace que cada miembro de la pareja se convierta en una pieza importante para el evangelio.

“Cuando nos unes en matrimonio, verdaderamente somos uno.  Que siempre veamos al matrimonio desde Tu perspectiva y trabajemos para hacer que nuestro amor y nuestra relación crezca, inclusive en las dificultades de la vida.”

 

Related Post

Diciembre 11. Ocúpate en la lectura.

1 Tim. 4:13 Entre tanto que voy, ocúpate~~ en la lectura, la exhortación y la enseñanza. Una persona madura hace las cosas correctas cuando nadie lo mira y es capaz de acercarse a Dios por iniciativa propia. Pablo le confió hacer eso al joven Timoteo y establecer...

Diciembre 10. No permitas que nadie te subestime.

1 Tim 4:12 Ninguno tenga en poco~| tu juventud, sino sé ~~ ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. La intimidación es un miedo paralizante frente a la crítica o rechazo. Este miedo apaga las iniciativas y la libertad de...

Diciembre 9. Manda y enseña.

1 Tim. 4:11 Esto manda~~ y enseña~~. En 1 Timoteo 4:11, Pablo le pide a Timoteo que no solamente haga algunas sugerencias a la iglesia sino que les “mande” a obedecer los principios de la palabra revelada por Dios. “Estar continuamente mandando”...

Pin It on Pinterest

Share This