Select Page

Marzo 6. Desecha la mentira, habla la verdad.

Ef. 4:25 “Por lo cual, desechando la mentira, hablad~~ verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros.”

Pablo había descrito al “nuevo hombre, creado según Dios” (Ef 4:24). El nuevo hombre debe “despojarse” del “viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos”.

En Efesios 4:25, Pablo comienza a describir cómo sería “vestirse del nuevo hombre”.

La frase “por lo cual” introduce el primer mandamiento de la nueva vida en Cristo. Ya que el lector ha sido regenerado en una vida nueva, las mentiras y falsedades del diablo (“no hay verdad en él”; Jn 8:44) se han desechado al aceptar la verdad del evangelio.

Pablo les aclaró aún más a los Colosenses: “No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos” (Col 3:9). Esto está escrito como si mentir fuera la característica principal del “viejo hombre” no salvo. 

Uno de los primeros pecados que debería irse es la vieja tendencia a mentir, engañar, estafar, exagerar, “agrandar la verdad”, y decir medias-verdades por motivos engañosos.

Obviamente, se requiere sabiduría. La veracidad no significa revelar todo lo que se sabe de todos -esto puede convertirse en murmuración.  Los secretos que se comparten son confidencias guardadas en familia.  Sin embargo, ocultar la mentira o manipular para engañar o desviar, es mentir.

La razón para este imperativo es que somos “miembros los unos de los otros”. Una vez que comienza la mentira, cada cosa que se diga será sospechosa. Nadie es confiable. Todos se vuelven cínicos. Se desvanece la confianza, se parcializan, y comienza la guerra. La iglesia no puede funcionar bajo esas condiciones.

Una honestidad amorosa debe sostener cada relación si queremos ministrarnos los unos a los otros.  Debemos aprender a hablar “la verdad en amor” (Ef 4:15). ¿Serás honesto, independientemente de cuánto duela?

Dame sabiduría, Señor, para comunicar verdad en todas las formas cuando me relaciono con otros creyentes cada día.  Para que Tú seas honrado y que otros sean bendecidos como resultado de mi interactuar con ellos.”

Related Post

Diciembre 11. Ocúpate en la lectura.

1 Tim. 4:13 Entre tanto que voy, ocúpate~~ en la lectura, la exhortación y la enseñanza. Una persona madura hace las cosas correctas cuando nadie lo mira y es capaz de acercarse a Dios por iniciativa propia. Pablo le confió hacer eso al joven Timoteo y establecer...

Diciembre 10. No permitas que nadie te subestime.

1 Tim 4:12 Ninguno tenga en poco~| tu juventud, sino sé ~~ ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. La intimidación es un miedo paralizante frente a la crítica o rechazo. Este miedo apaga las iniciativas y la libertad de...

Diciembre 9. Manda y enseña.

1 Tim. 4:11 Esto manda~~ y enseña~~. En 1 Timoteo 4:11, Pablo le pide a Timoteo que no solamente haga algunas sugerencias a la iglesia sino que les “mande” a obedecer los principios de la palabra revelada por Dios. “Estar continuamente mandando”...

Pin It on Pinterest

Share This