Select Page

Mayo 28. No te engañes a ti mismo. Hazte ignorante para llegar a ser sabio

1 Cor. 3:18 “Nadie se engañe~~ a sí mismo; si alguno entre vosotros se cree sabio en este siglo, hágase*~ ignorante, para que llegue a ser sabio.”

Los engañadores saben que la mayoría de la gente es ingenua y sin discernimiento. Los falsos maestros han aprendido cómo impresionar a sus oyentes con mitos, milagros y maravillas que cautivan su curiosidad y los convierten en seguidores, cambian el texto bíblico por fábulas o filosofías intelectuales.

Esos líderes se impresionan tanto de sus propios poderes de persuasión ¡que ellos mismos creen sus propias mentiras!

Cuando los creyentes no conocen las Escrituras son fácilmente engañados por historias, mitos y fenómenos. Esos líderes tuercen la verdad para que la gente crea en su engaño.

La sabiduría intelectual, filosófica o académica lograda a través del sistema de educación moderno con maestrías o doctorados otorga prestigio y respeto a quienes están en posiciones de influencia y poder. Actualmente, la mayoría de escuelas e iglesias cristianas buscan líderes con tremendas credenciales para impresionar a los organismos seculares que los acreditan o a los ricos y líderes de la sociedad.

El primer paso para no ser engañado es reconocer que toda sabiduría humana es “insensatez para con Dios” (1 Co 3:19). Sócrates enseñó que reconocer nuestra propia ignorancia es el inicio para adquirir conocimiento o sabiduría.

El orgullo intelectual es enemigo de la verdad bíblica. Una vez un profesor me dijo: “si yo creo y practico lo que nos muestras de la Palabra de Dios en cuanto a las personas y a la verdad, debo denunciar casi todo lo que he aprendido durante años para obtener mis títulos”. Debemos tener cuidado especialmente con las ciencias, educación, psicología, religión y filosofía.

Las enseñanzas bíblicas sobre la crianza de los hijos, el origen y naturaleza del hombre, el desarrollo de madurez espiritual y carácter bíblico, la moralidad, las relaciones personales y las relaciones con la autoridad, etc., se oponen a la sabiduría de este mundo. Cuando la Biblia no es la autoridad suprema, la división es inevitable.

Puede parecer “tonto” enfocarse más en el aprendizaje de la Biblia que en la sabiduría de este mundo, ¡pero funciona! La Palabra de Dios no se equivoca.  Ella trae unidad, transformación y plenitud. ¡Sé un insensato por Cristo! Enfócate hoy día en Su palabra.

 “Señor Jesús, Guía mi pensamiento y mantenme pegado a Tu palabra.  Quiero que la Biblia siempre sea la suprema autoridad y dirección para mi vida.”

Related Post

Diciembre 11. Ocúpate en la lectura.

1 Tim. 4:13 Entre tanto que voy, ocúpate~~ en la lectura, la exhortación y la enseñanza. Una persona madura hace las cosas correctas cuando nadie lo mira y es capaz de acercarse a Dios por iniciativa propia. Pablo le confió hacer eso al joven Timoteo y establecer...

Diciembre 10. No permitas que nadie te subestime.

1 Tim 4:12 Ninguno tenga en poco~| tu juventud, sino sé ~~ ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. La intimidación es un miedo paralizante frente a la crítica o rechazo. Este miedo apaga las iniciativas y la libertad de...

Diciembre 9. Manda y enseña.

1 Tim. 4:11 Esto manda~~ y enseña~~. En 1 Timoteo 4:11, Pablo le pide a Timoteo que no solamente haga algunas sugerencias a la iglesia sino que les “mande” a obedecer los principios de la palabra revelada por Dios. “Estar continuamente mandando”...

Pin It on Pinterest

Share This