Select Page

Noviembre 17 Encuentren alguien abierto a la verdad

nov-17-mt10-11-busquen-merecidoMateo 10:11NVI “En cualquier pueblo o aldea donde entren, busquen a alguien*~ que merezca recibirlos, y quédense en su casa*~ hasta que se vayan de ese lugar”.

A mediados de los 90, David Watson, misionero en India, decidió estudiar la metodología de Jesús para determinar un nuevo método de plantar iglesias entre grupos resistentes al Evangelio. Practicó lo que aprendió, ¡y desarrolló la estrategia de acercamiento misionero más revolucionaria de los últimos dos mil años!

Un obrero va a una aldea o pueblo y golpea cada puerta hasta que alguien le invita a entrar para escuchar más de esas “Buenas Nuevas”. El obrero no se adentra más en la comunidad, sino que regresa frecuentemente a ese hogar en donde continúa enseñando el significado del Evangelio. Pronto, toda la familia –y muchas veces el resto de su familia, vecinos y amigos- llegan a conocer a Cristo. Ha nacido una iglesia bajo el liderazgo de la familia anfitriona.

Luego, el obrero pasa tiempo solamente con la cabeza del hogar, quien guía a esa nueva casa-iglesia. El proceso se repite en otras comunidades, y pronto ha comenzado un movimiento de plantación de iglesias.

Hoy, cientos de miles de iglesias clandestinas están empezando en algunas de las regiones más difíciles del mundo. El concepto moderno del misionero es el de un evangelista, maestro, instructor, que enseña en toda una región a cientos de pastores no asalariados. ¡Todo esto sucedió porque un misionero decidió tomar en serio las instrucciones de Jesús!

No requiere un maestro altamente calificado ni un predicador elocuente; Dios necesita simplemente una persona comprometida a “ir y hacer discípulos en todas las naciones [grupos de minorías étnicas]” (Mt 28:19). En Mateo 10:11, debía encontrar a alguien que “merezca”, (es decir que “encaja, adecuado, o útil”). Lucas lo llama “hijo de paz” (Lucas 10:6), refiriéndose a quien Dios prepara de antemano dándole un espíritu abierto para conocer la verdad de Dios (Mt 3:8).

La persona “digna” es un regalo, y su casa se convierte en la base de operaciones de un ministerio. A menudo, esa persona puede parecer inadecuada para ese trabajo, pero el misionero debe “posar allí [con él]” (“permanecer, habitar”) y confiar en el liderazgo providencial de Dios, tal como lo hicieron los discípulos.

“Oro por Tus siervos que están llevando el evangelio alrededor del mundo a los perdidos. Guíalos hacia la gente que está deseosa de escuchar, y ayúdales a perseverar hasta que la verdad sea implantada en esos corazones.”

 

Related Post

Diciembre 11. Ocúpate en la lectura.

1 Tim. 4:13 Entre tanto que voy, ocúpate~~ en la lectura, la exhortación y la enseñanza. Una persona madura hace las cosas correctas cuando nadie lo mira y es capaz de acercarse a Dios por iniciativa propia. Pablo le confió hacer eso al joven Timoteo y establecer...

Diciembre 10. No permitas que nadie te subestime.

1 Tim 4:12 Ninguno tenga en poco~| tu juventud, sino sé ~~ ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. La intimidación es un miedo paralizante frente a la crítica o rechazo. Este miedo apaga las iniciativas y la libertad de...

Diciembre 9. Manda y enseña.

1 Tim. 4:11 Esto manda~~ y enseña~~. En 1 Timoteo 4:11, Pablo le pide a Timoteo que no solamente haga algunas sugerencias a la iglesia sino que les “mande” a obedecer los principios de la palabra revelada por Dios. “Estar continuamente mandando”...

Pin It on Pinterest

Share This