Select Page

Noviembre 30. Las mujeres deben callar en la iglesia.

nov-30-1co14-34-mujeres-silencio1 Cor 14:33b-34, “Como en todas las iglesias de los santos, vuestras mujeres callen~~ en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice.”

     A veces la gente tuerce convenientemente las Escrituras para justificar su comportamiento contrario a lo claramente establecido.

Pablo introduce este mandamiento con la frase “como en todas las iglesias”, mostrando que no es un prejuicio local o cultural que se debe ignorar: “Por esto mismo os he enviado a Timoteo, el cual os recordará mi proceder en Cristo, de la manera que enseño en todas partes y en todas las iglesias” (1 Co 4:17).

Aunque el silencio también se aplica a las lenguas, el contexto inmediato es el de profetizar: “La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio” (1 Tim 2:11-12).

No solo se les ordena a las mujeres a permanecer en silencio, sino también que solo dos, o máximo tres personas hablen en lenguas en un culto, teniendo también los profetas de la iglesia primitiva la misma restricción.

Los demás oradores debían estar en silencio (1 Co 14:28, 30). Pablo declara, “Y los espíritus de los profetas están sujetos a los profetas” (14:32).  La llenura del Espíritu no produce pérdida de control; más bien, da poder para ejercer dominio propio (Gá 5:22).

Pablo explica la razón:  –“Dios no es Dios de confusión” (1 Co 14:33)- e inmediatamente introduce el mandamiento de que las mujeres guarden silencio.

Los tres mandamientos (1 Co 14:28, 30, 34) usan la misma palabra silencio, que significa no decir nada, mantenerse quieto o en silencio” (Ro 16:25).  Que algunas mujeres sean mejores que los hombres, que algunas veces no haya liderazgo masculino en la iglesia, o que un pastor autorice a una mujer a enseñar a hombres, nunca son excusas justificables para desobedecer un mandamiento tan claro de las Escrituras.

“Si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación” (1 Co 14:35), colocando sobre los esposos una tremenda responsabilidad.  Aunque este es un tema delicado, deberíamos preguntarnos, “¿Cómo puedo usar mis dones al obedecer este mandamiento?”.

“Señor, Tú has colocado a los hombres como líderes de la iglesia.  Ayuda a que sus mujeres quieran aprender sumisión y practicar sus dones espirituales de una manera que te agrade a Ti y que además edifique a la iglesia.”

Related Post

Diciembre 11. Ocúpate en la lectura.

1 Tim. 4:13 Entre tanto que voy, ocúpate~~ en la lectura, la exhortación y la enseñanza. Una persona madura hace las cosas correctas cuando nadie lo mira y es capaz de acercarse a Dios por iniciativa propia. Pablo le confió hacer eso al joven Timoteo y establecer...

Diciembre 10. No permitas que nadie te subestime.

1 Tim 4:12 Ninguno tenga en poco~| tu juventud, sino sé ~~ ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. La intimidación es un miedo paralizante frente a la crítica o rechazo. Este miedo apaga las iniciativas y la libertad de...

Diciembre 9. Manda y enseña.

1 Tim. 4:11 Esto manda~~ y enseña~~. En 1 Timoteo 4:11, Pablo le pide a Timoteo que no solamente haga algunas sugerencias a la iglesia sino que les “mande” a obedecer los principios de la palabra revelada por Dios. “Estar continuamente mandando”...

Pin It on Pinterest

Share This