Select Page

Octubre 16. ¡Regocíjate! Porque una gran recompensa se acerca.

1Lucas 6:23 “Gozaos~~ en aquel día, y alegraos*~, porque he aquí vuestro galardón es grande en los cielos; porque así hacían sus padres con los profetas.”

Hasta no enfrentar la persecución real, es difícil imaginar el desánimo y la desilusión que se debe sentir.

A pesar de todo, valdrá la pena mantenerse fiel en medio de cualquier oposición o persecución que debamos enfrentar.

Jesús sabía que llegaría un día de gozo para cada uno de Sus discípulos, así que les pidió que confíen en Su palabra.  Nunca les habló de fama, popularidad o prosperidad, por el contrario, les dijo que experimentarían tristeza, llanto, pérdidas y sufrimiento.

Puede ser que no experimentemos esas cosas todos los días, pero a todos nos llegarán si es que permanecemos fieles y obedientes a Su palabra: “Bienaventurados seréis cuando los hombres os aborrezcan y cuando os aparten de sí, y os vituperen, y desechen vuestro nombre como malo, por causa del Hijo del Hombre” (Lucas 6:22).

Trabajar en un ambiente donde odian a los creyentes requiere estar fuertemente motivado o valorar mucho la verdad.  Jesús dijo, “Y aún viene la hora cuando cualquiera que os mate, pensará que rinde servicio a Dios” (Jn 16:2).

No se refiere a conflictos de personalidad ni a acciones provocadas por prácticas antiéticas o ineptas, sino a la reacción frente a un discípulo que no se avergüenza y que comparte el evangelio exponiendo abiertamente el pecado y la injusticia. Nada fácil para el creyente.

La oportunidad de sufrir con Cristo y saber que la recompensa prometida será inmensamente desproporcionada debería ser suficiente motivación para ser fiel aun en medio de la agonía de la persecución: “Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse” (Ro 8:18). Los beneficios que vendrán son tan grandes que debemos “gozarnos continuamente” (1 P 4:13).

Confiar en la promesa de que Dios recompensará su fidelidad debía hacerles “¡saltar de alegría!”, “porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria” (2 Co 4:17). ¿Puedes demostrar tu unión y fidelidad a Cristo sin desanimarte, aun cuando sabes lo que los otros piensan de ti?

“Señor, que la vida que compartiremos eternamente y los galardones que Tú has planificado se conviertan en el más grande gozo y valor de mi vida.  Que yo viva con la eternidad en mi mente.”

Related Post

Diciembre 11. Ocúpate en la lectura.

1 Tim. 4:13 Entre tanto que voy, ocúpate~~ en la lectura, la exhortación y la enseñanza. Una persona madura hace las cosas correctas cuando nadie lo mira y es capaz de acercarse a Dios por iniciativa propia. Pablo le confió hacer eso al joven Timoteo y establecer...

Diciembre 10. No permitas que nadie te subestime.

1 Tim 4:12 Ninguno tenga en poco~| tu juventud, sino sé ~~ ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. La intimidación es un miedo paralizante frente a la crítica o rechazo. Este miedo apaga las iniciativas y la libertad de...

Diciembre 9. Manda y enseña.

1 Tim. 4:11 Esto manda~~ y enseña~~. En 1 Timoteo 4:11, Pablo le pide a Timoteo que no solamente haga algunas sugerencias a la iglesia sino que les “mande” a obedecer los principios de la palabra revelada por Dios. “Estar continuamente mandando”...

Pin It on Pinterest

Share This